BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

Bajo Rendimiento Escolar | Colegio Privado Areteia

Qué es el bajo rendimiento escolar

Cada vez es más frecuente encontrar familias desorientadas ante las bajas calificaciones de sus hijos, niños y adolescentes que, por unos motivos u otros, no avanzan como cabría esperar. Generalmente, este bajo rendimiento escolar aparece cuando los cursos y los programas académicos se vuelven más exigentes.

Ante esta situación, los padres recurren a distintos profesionales buscando las causas que expliquen el bajo rendimiento escolar, además de dedicar mucho tiempo a sus hijos para trabajar las tareas escolares, incluso con profesores de apoyo y, a pesar de ello, obtienen reiteradamente en cada evaluación malos resultados académicos, desencadenado una situación de desánimo y, en muchas ocasiones, de desesperación.

Por ello, es conveniente analizar la situación de una manera amplia, puesto que el bajo rendimiento escolar afecta a distintas áreas: académica, social y emocional. Las causas pueden ser muchas:

  • Actividades escolares no ajustadas a las destrezas lectoescritoras del alumno.
  • Baja motivación: motivación que ha ido decreciendo por observar que los resultados no son acordes al esfuerzo y al tiempo dedicado.
  • Niños que necesitan más tiempo para integrar la información.
  • Dificultades de Aprendizaje: el TDAH, las dislexias y la discalculia.
  • Retraso madurativo.
  • Nivel de exigencia excesivo al estilo de aprendizaje del niño.
  • Técnicas de trabajo no adquiridas.
  • Baja autoestima: se comparan constantemente con sus compañeros, no se sienten competentes y prefieren no actuar para no fracasar.
  • Dificultades en las matemáticas.
  • Dificultades en la lectura y expresión escrita: les cuesta distinguir las ideas principales de las secundarias, organizar las ideas, tienen menos fluidez, escaso vocabulario…

Cómo ayuda Areteia a tu hijo

El colegio Areteia atiende en grupos reducidos las necesidades específicas de cada alumno con una metodología que posibilita obtener los mejores resultados, respetando el estilo de aprendizaje y la individualidad de cada alumno. Solo desde una labor tutorial rigurosa y comprometida, en permanente comunicación con las familias; una labor psicopedagógica del Departamento Psicopedagógico con profesionales especializados en dificultades de aprendizaje; y un equipo de profesores con una larga experiencia que atienden, tanto los aspectos académicos como personales de los alumnos, se puede combatir el bajo rendimiento escolar.