METODOLOGÍA INDIVIDUALIZADA

En el colegio Areteia ofrecemos una enseñanza individualizada adapta a cada individuo, teniendo en cuenta sus diferencias individuales. Entendemos que individualizar es interaccionar con cada alumno del grupo para dirigir su proceso de aprendizaje, contemplando sus características peculiares, su ritmo de asimilación, su nivel de aprendizaje básico, entre otros aspectos.

La atención individualizada se desarrolla desde cuatro niveles:

  • La interacción individual.
  • El seguimiento individual dentro del grupo.
  • El ajuste del programa de trabajo.
  • La intervención de los déficits específicos, si los hubiera.

Asimismo, el proceso de individualización consta de varias etapas:

  • La evaluación psicopedagógica es la base de nuestra metodología y se realiza a todos los alumnos a principio de curso y de forma anual. Entendemos que para poder atender a un alumno de forma individualizada es necesario conocer las características personales y evolutivas de su estilo de aprender.
  • El agrupamiento por niveles. Tras la evaluación inicial, agrupamos a los alumnos teniendo en cuenta niveles y ritmos de aprendizaje, permitiéndonos adecuar la exigencia académica, al máximo nivel que cada alumno pueda dar en ese momento.
  • Los cursos de educación obligatoria se desarrollan a tres niveles de profundidad, variando en las prioridades de objetivos y en la profundidad de los contenidos. Superado un nivel, los alumnos pueden pasar de un nivel a otro, con el fin de progresar en sus capacidades, hasta llegar a maximizar su potencial. Adecuando la exigencia a las posibilidades actuales de aprendizaje del alumno, favorecemos actitudes positivas hacia el estudio.
  • Programas de refuerzo escolar e intervención psicopedagógica, para atender a los alumnos que tengan dificultades específicas de aprendizaje y desfases de aprendizaje curricular en las áreas de Lengua y Matemáticas. Estos programas de refuerzo tienen como objetivo recuperar los desfases de aprendizaje detectados en la evaluación inicial, y sirven para facilitar el aprendizaje de los programas escolares. Además, contribuyen a mejorar la base de conocimientos del área en momentos puntuales del proceso.
  • Los programas de intervención psicopedagógica se aplican en desfases del aprendizaje detectados, como la dislexia, la discalculia, el déficit de atención (TDA) y el déficit de atención con hiperactividad (TDAH), entre otros. Son programas específicos que contribuyen a recuperar déficits que condicionan el aprendizaje, ayudando a desarrollar las aptitudes o habilidades de aprendizaje deficitarias y se aplican para favorecer el desarrollo intelectual, la eficacia lectora, la coordinación visomotora y el desarrollo del lenguaje.