EDUCACIÓN EN VALORES

Educación en Valores | Colegio Privado Areteia

Una educación en valores que permita…

  • El desarrollo preciso y armonioso de su emotividad y de su sensibilidad.
  • El desarrollo intelectual que agudice su curiosidad y su creatividad.
  • El desarrollo personal que posibilite alcanzar sus sueños.

En el colegio Areteia fomentamos una educación en valores para que los alumnos aprender a hacer, aprender a aprender y aprender a ser. Promovemos activamente el proceso de interacción con nuestros alumnos para así transmitirles actitudes y valores positivos para la persona y la sociedad. Gracias a la colaboración de padres y profesores, orientamos el proceso de aprendizaje de los valores, actitudes y normas que incidirán, inicialmente, en su comportamiento y, posteriormente, en su personalidad.

Para poder inculcar en nuestros alumnos una educación en valores positiva establecemos las características que consideramos más importantes en la persona y los valores y actitudes a transmitir. Los profesores son los responsables de la puesta en funcionamiento de este proceso que consiste en orientar las actividades pedagógicas, la interacción profesor-alumno, los procedimientos educativos y los programas de intervención. Cada uno tiene la función de seleccionar, jerarquizar y contextualizar, dependiendo de las características del grupo: edad, circunstancias, variables afectivas, etc. Además, el tutor es el profesor que se preocupa de esta transmisión con su grupo. Las clases de tutoría son los tiempos que específicamente se dedican a este cometido.

La clase es el momento oportuno para promover y desarrollar los valores humanos en los estudiantes, ya que las relaciones interpersonales que allí se dan constituyen una parte sustancial del proyecto educativo. El buen clima en la clase se consigue a través de un diseño para la normativa de convivencia, la aceptación de dichas normas por parte de toda la comunidad escolar y la formación del alumno en los beneficios para la colectividad de la normativa de convivencia, aprendiendo las reglas del juego.

En el colegio Areteia transmitimos a los alumnos la confianza de que siempre estamos allí, dispuestos a dar un amor incondicional que atenderá sus necesidades. De este modo nos encaminamos a que consigan una mente disciplinada, capaz de alcanzar metas adecuadas a cada persona, a través del entrenamiento y la disciplina. Una mente sintética, que complemente el desarrollo de aptitudes básicas y disciplinas tradicionales con el de la capacidad de precisión y síntesis de manera productiva. Una mente creativa que desarrolle su la creatividad y tenga en cuenta las nuevas tecnologías. Una mente respetuosa, educada en la comprensión de la diferencia, tanto si se refiere a la diversidad de personas, como a sus actuaciones o a su pensamiento. Y, finalmente, una mente ética regida por la integridad y guiada por el desinterés personal; dispuesta a establecer lazos con otros individuos y con otras culturas y a asumir responsabilidades.